Citas

“Sueño con una Europa donde ser emigrante no sea delito”

Posted on Updated on

El Papa Francisco nos ha vuelto a regalar uno de sus estimulantes discursos al recoger el Premio Carlomagno. Reproducimos aquí algunas de sus frases y recomendamos la lectura atenta de todo el documento.

Crece la impresión general de una Europa (…) que se va “atrincherando” en lugar de de privilegiar las acciones que promueven nuevos dinamismos (…) capaces de involucrar y poner en marcha todos los actores sociales (grupos y personas) en la búsqueda de nuevas soluciones a los problemas actuales.

mafaldademocracia

Los padres fundadores de Europa (…) supieron buscar vías alternativas e innovadoras en un contexto marcado por las heridas de guerra, (…) osaron transformar radicalmente los modelos que provocaban violencia y destrucción. Se atrevieron a buscar soluciones multilaterales a los problemas que, poco a poco, se iban convirtiendo en comunes. (…) Estos proyectos inspiran hoy, más que nunca, a construir puentes y derribar muros.

color-eu-lifeguard-web

La belleza arraigada en nuestras ciudades se debe a que han conseguido mantener en el tiempo las diferencias de épocas, naciones, estilos y visiones. (…) Los reduccionismos y todos los intentos de uniformar, lejos de generar valor, condenan a nuestra gente a una pobreza cruel: la de la exclusión.

fdb05123d

La paz será duradera en la medida en que armemos a nuestros hijos con las armas del diálogo, les enseñemos la buena batalla del encuentro y la negociación. De esta manera, podremos dejarles en herencia una cultura que sepa delinear no estrategias de muerte, sino de vida, no de exclusión, sino de integración.

forges-vineta-malditas-guerras1

La distribución justa de los frutos de la tierra y el trabajo humano no es mera filantropía. Es un deber moral. Si queremos entender nuestra sociedad de un modo diferente, necesitamos crear puestos de trabajo digno y bien remunerado, especialmente para nuestros jóvenes. (…) Pasar de una economía que apunta al rédito y al beneficio, basados en la especulación y el préstamo con interés, a una economía social que invierta en las personas creando puestos de trabajo y cualificación. (…) Más allá de los intereses limitados de las empresas y de una cuestionable racionalidad económica, es necesario que se siga buscando como prioridad el objetivo del acceso al trabajo para todos.

20100720forges

Sueño con una Europa, donde ser emigrante no sea un delito, sino una invitación a un mayor compromiso con la dignidad de todo ser humano. Sueño con una Europa donde los jóvenes respiren el aire limpio de la honestidad, amen la belleza de la cultura y de una vida sencilla, no contaminada por las infinitas necesidades del consumismo; donde casarse y tener hijos sea una responsabilidad y una alegría, y no un problema debido a la falta de un trabajo suficientemente estable.

Lee el texto completo del discurso del Papa Francisco aquí.

Semana de la mujer, incansable trabajadora

Posted on Updated on

Esta semana culminará el domingo 08 de marzo con la celebración del Día Internacional de la Mujer. Para calentar motores, compartimos aquí algunas reflexiones del Papa Francisco en su exhortación apostólica “La Alegría del Evangelio“:

Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva (…) en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia, como en las estructuras sociales (E.G. 103)

En la Iglesia, las funciones no dan lugar a la superioridad de los unos sobre los otros. De hecho, una mujer, María, es más importante que todos los obispos. (…) Los pastores y teólogos podrían ayudar a reconocer mejor lo que esto implica con respecto al posible lugar de la mujer allí donde se toman las decisiones importante, en los diversos ámbitos de la Iglesia (E.G. 104)

Trabajo a cualquier precio

Posted on Updated on

(Artículo de Antonio Hernández Carrillo, publicado en el ¡TÚ! del mes de febrero)

En este asunto del trabajo hemos llegado a no extrañarnos de nada. Que si gano tres euros la hora, que si para trabajar por cuenta ajena me tengo que hacer autónomo, que si trabajo doce horas con un contrato de media jornada, que si no tengo ningún tipo de contrato, que si trabajo dos horas a la semana cuando me llame la empresa, que si el seguro no me cubre cuando no puedo ir por enfermedad al trabajo, que si… “pero, tengo trabajo” (como si no importatra para nada toda esa retahíla).

Es decir, que teniendo trabajo parece como si todo estuviera resuelto. Las circunstancias, las condiciones, las formas, la retribución, etc. “no tengo más remedio que aceptarlas”. ¿Qué suele pasar al trabajador o trabajadora que se atreve a protestar ante esas condiciones tan antiobreras? Dos cosas a cuál más horrorosa: que se le echa a la calle o que sigue trabajando en esa deshumanización viviendo amargado, aplastado, humillado… pero sin rechistar. Su actividad, desde luego, no es vida ni colaboración, ni realización personal.

¿Qué dice Jesucristo y su Evangelio de todo esto, a veces vivido tan inconscientemente y tan sin salida?

“Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” (Juan 10, 10), dice el Maestro siempre dispuesto a entregar su vida, y a que la vida prevalezca sobre todo (Marcos 3, 4) porque para él Dios no es un dios de muertos, sino de vivos (Marcos 12, 27). Jesús de Nazaret es la vida (Juan 1, 4), la luz de la vida y el pan de la vida.

Cuando el trabajo no es vida, sino todo lo contrario, ¿qué podemos decir y qué podemos hacer? Ésta es la pregunta que continuamente debemos provocar desde nuestra conciencia humana y cristiana.

Por desgracia, en las circunstancias actuales (no siempre, pero con demasiada frecuencia) se está viviendo y sufriendo a cualquier precio algo tan sagrado como es el trabajo.

Gritemos: ¡trabajo sí, pero no a cualquier precio!

18 Enero: Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado

Posted on Updated on

A la globalización del fenómeno migratorio hay que responder con la globalización de la caridad y de la cooperación, para que se humanicen las condiciones de los emigrantes. Al mismo tiempo, es necesario intensificar los esfuerzos para crear las condiciones adecuadas para garantizar una progresiva disminución de las razones que llevan a pueblos enteros a dejar su patria a causa de guerras y carestías, que a menudo se concatenan unas a otras.

A la solidaridad con los emigrantes y los refugiados es preciso añadir la voluntad y la creatividad necesarias para desarrollar mundialmente un orden económico-financiero más justo y equitativo, junto con un mayor compromiso por la paz, condición indispensable para un auténtico progreso.

Mensaje para la 101 Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado

Papa Francisco

Dios promueve salvación desde las periferias

Posted on Updated on

Todos los detalles del nacimiento del Hijo de Dios coinciden en actuar desde las periferias para salvar a todos.

AnunciacionEl anuncio del nacimiento de Juan Bautista acontece en Jerusalén, la capital de Israel, centro político y religioso del pueblo judío. El nacimiento de Jesús se anuncia en un pueblo desconocido de las montañas de Galilea; una aldea sin relieve alguno, llamada Nazaret, de donde nadie esperaba que saliera algo bueno. Años más tarde, los pueblos humildes acogerán el mensaje de Jesucristo, mientras que Jerusalén lo rechazará. Siempre son los pequeños e insignificantes los que mejor entienden la Buena Noticia de Dios.

El nacimiento de Juan Bautista tiene lugar en el espacio solemne y sagrado del templo. El de Jesús en una casa pobre de una aldea. Años más tardes, Jesús se hará presente donde la gente vive, trabaja, goza y sufre. Vive entre ellos aliviando el sufrimiento y ofreciendo el perdón del Padre. Dios se ha hecho “carne” no para permanecer en los templos, sino para “poner su morada entre los hombres” y compartir nuestra vida. El anuncio del nacimiento de Juan Bautista lo escucha un “varón” venerable, el sacerdote Zacarías, durante una solemne celebración ritual. El anuncio del nacimiento de Jesús se le hace a María, una “adolescente”. No se indica dónde está ni qué está haciendo: ¿a quién puede interesar el trabajo de una mujer? Sin embargo, Jesús, el Hijo de Dios encarnado, mirará a las mujeres de manera diferente, defenderá su dignidad y las acogerá entre sus discípulos.

El Salvador del mundo no nace como fruto del amor de unos esposos que se quieren mutuamente. Nace como fruto del Amor de Dios a toda la humanidad. Jesús no es un regalo que nos hacen María y José. Es un regalo que nos hace Dios.

Compromiso ético para desenterrar la justicia #EditorialNNOO

Posted on Updated on

Nuestra sociedad se parece cada vez más a una ciudad que tras un terrible bombardeo ha quedado reducida a un montón de escombros. Nuestro edificio social es un montón de escombros bajo el que está enterrada la justicia. Bajo los escombros están los derechos de muchas personas, el derecho a ser y vivir de las personas, de los pobres.

El bombardero que ha tirado las bombas que han causado este destrozo humano es el de la idolatría del dinero, la institucionalización social del afán de enriquecerse a toda costa.(…) La idolatría del dinero se expresa en políticas que generan desigualdades crecientes y no atienden las necesidades sociales y de los empobrecidos, porque dan prioridad a la acumulación de riqueza por unos pocos, en la falsa convicción de que ese comportamiento generará crecimiento económico que, antes o después, alcanzará a todos.

Las políticas y la corrupción que responden a la idolatría del dinero han impulsado en los comportamientos institucionales un individualismo atroz, que desplaza al bien común, la solidaridad y la comunión social. (…) En este contexto, como dice el papa Francisco, «la ética suele ser mirada con cierto desprecio burlón. Se considera contraproducente, demasiado humana, porque relativiza el dinero y el poder. Se la siente como una amenaza, pues condena la manipulación y la degradación de la persona. En definitiva, la ética lleva a un Dios que espera una respuesta comprometida que está fuera de las categorías del mercado» («La alegría del Evangelio», 57).

Pero, precisamente por eso, necesitamos un firme compromiso ético, recuperar la ética, para derribar de su pedestal al ídolo del dinero y devolver a la persona al lugar que le corresponde, para poner primero que nada a las personas, a los pobres, sus derechos y necesidades. “La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común” («La alegría del Evangelio», 205)

Lee aquí completo el #EditorialNNOO.

Obras son amores y no buenas razones

Posted on Updated on

A la persona creyente no se la reconoce por lo que dice (“¡Señor, Señor!”), sino por lo que hace (“cumplir la voluntad de Dios”): dar de comer al hambriento (Mt 25, 31ss)… desviarse de su camino para atender al malherido (Lc 10,25ss).

Cansados de hablar hasta “desgarrarnos los labios” … el cansancio nos tienta, cuando nada hemos hecho, sino hablar. Perderemos la voz, profetas mudos gesticulando al vacío… todo será posible. Sí, podremos cansarnos de hablar hasta “desgarrarnos los labios” … pero de comprometernos con los últimos y amar… ¿cuándo?