HOAC

La HOAC de Ubrique celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Posted on Updated on

Dentro de la campaña Trabajo Digno para una Sociedad Decente que está llevando a cabo la HOAC, el grupo de HOAC de Ubrique participó en una eucaristía que tuvo lugar el viernes 07 de octubre en la ermita del Jesús.

img-20161007-wa0015

La eucaristía, que formaba parte del triduo que con motivo del 75 aniversario de la llegada a Ubrique de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, organiza la Hermandad del mismo nombre, contó con la participación de la HOAC en las peticiones y en la lectura de un comunicado después de la comunión.

img-20161007-wa0009

Con esta participación, la HOAC pretendió concienciar a los cristianos asistentes a misa, de la importancia de defender un trabajo decente, que permita a las personas trabajar con dignidad, poder sufragar los gastos de la economía familiar, así como disfrutar de tiempo para el crecimiento familiar, personal y social de la persona. Para todo ello, es necesario comprometernos todos para anteponer la persona a los intereses económicos, exigiendo a las autoridades que se respete este principio.

img-20161007-wa0012

Aquí puede consultarse y descargarse el comunicado que se leyó al final de la eucaristía.

Advertisements

Del lado de los abatidos

Posted on Updated on

El tercer cántico del Siervo de Isaías, pórtico de esta semana santa, presenta a Alguien que no sigue el camino de la violencia ni la venganza, y que se posiciona del lado de los abatidos; de aquellos que necesitan escuchar una palabra de consuelo, que reclaman sentir un acompañamiento reconfortante para poder vivir con dignidad; que esperan razones para dar sentido a su dolor e iluminar sus contradicciones.

refugiados-sirios-europa-fotoafplanima2015090300611

Alguien que se pone del lado de las víctimas “torturadas” injustamente, que no tienen defensor, dispuesto a correr su suerte. Jesús es víctima primera de una injusticia terrible y de una violencia que nunca provocó. (…) Si queremos acompañar la vida de las personas para ayudarles a descubrir el camino de humanización de la propia existencia, necesitamos también situarnos así vitalmente.

guia-para-acoger-a-un-refugiado-en-tu-casa

Jesús salva despojándose, haciéndose siervo, abatido con el abatido, discípulo con los discípulos; salva ofreciendo su vida, pero –pese a la oscuridad- sabe que no será defraudado: “en tus manos Padre, pongo mi espíritu”. La Cruz solo se entiende desde el exceso del amor entregado. Solo ahí encuentra sentido la entrega de la propia vida. Recorrer el camino de la Cruz nos lleva a poner nuestra vida en juego, actualizando en la entrega de nuestra vida por Amor, la entrega de Jesús.

Tras los acuerdos de la UE y Turquía que complican aún más la dramática situación de los refugiados sirios que vienen a Europa huyendo de la guerra, el terror y la barbarie, militantes de la HOAC de Sevilla han formado junto a otras personas la Brigada de Ayuda al Refugiado. Viajarán a la isla de Lesbos el próximo 9 de abril, para ayudar in situ a las personas que allí lo necesitan, y realizar también una labor de denuncia sobre el terreno. Se puede encontrar toda la información, así como la posibilidad de colaborar, en la página: http://www.bienvenidosrefugiados.org/

BienvenidxsRefugiadxs

Cursillo de Espiritualidad Militante

Posted on Updated on

Los cinco militantes de la HOAC de Ubrique, acompañados por tres simpatizantes, han participado, el fin de semana del 29 al 31 de enero, junto a otros treinta y cinco militantes de la diócesis de Sevilla en el cursillo sobre Espiritualidad Militante que ha tenido lugar en la Casa de Espiritualidad del Convento del Espíritu Santo, que gestiona el Movimiento Cultural Cristiano en Guadalcanal (Sevilla).

20160218214129
Algunos de los asistentes al cursillo de Espiritualidad Militante

El cursillo, cuyo ponente era José García Caro (Pepe Mairena), sacerdote de la parroquia San Pío X, en el Polígono Sur de Sevilla, ha ayudado a sistematizar la experiencia de espiritualidad de los asistentes, a reflexionar sobre esa experiencia de espiritualidad, con objeto de hacerla más intensa.

20160218211003
Asistentes al cursillo durante una de las ponencias

Una espiritualidad que no lleve al otro, no puede ser una espiritualidad cristiana

En una sociedad como la que vivimos, en la que, a pesar de su materialismo, triunfan corrientes que ayudan a vivir desde lo espiritual (desde movimientos de autoayuda, hasta corrientes de pensamiento budista), la HOAC, apuesta por una espiritualidad que nos permita a cada persona descubrir a Dios dentro de ella, en su vida, como alguien que nos busca, que nos seduce, que nos impulsa a transformar nuestra vida, para entregarla de forma decidida a un proyecto de fraternidad y justicia.

20160218214148
Eucaristía

Tanto los asistentes de Ubrique, como el resto de compañeros y compañeras de Sevilla, valoramos muy positivamente este cursillo, que nos ayuda a concretar nuestra opción fundamental en nuestra vida, al tiempo que nos centra en nuestro recorrido formativo y espiritual.

El grupo de HOAC Ubrique participa en la XIII Asamblea General de la HOAC

Posted on Updated on

Entre los días 13 y 16 de agosto, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) ha celebrado en Segovia su XIII Asamblea General, en la que han participado 950 personas, entre militantes, simpatizantes, invitados e invitadas. Con el lema: “Construyendo Iglesia en las perifierias del Mundo Obrero. Justicia, trabajo digno y solidaridad“, a partir de una mirada creyente de la realidad y de la revisión de lo compartido en la Asamblea anterior en 2009, hemos orado, dialogado y decidido lo que serán nuestros objetivos y compromisos para los próximos seis años.

20150901185547
Militantes de la HOAC de Ubrique en el Plenario General de la Asamblea de la HOAC.

En los últimos años hemos ido viendo cómo la injusticia y la desigualdad han ido creciendo y hemos visto que las consecuencias son:

  • Sufrimiento y deshumanización.
  • Pérdida de derechos sociales y laborales de las personas, de las familias y de los pueblos.
  • Precarización de las condiciones de trabajo y de la vida de los trabajadores y trabajadoras.
  • Descarte de vidas humanas y negación de la dignidad de la persona desde la lógica del capital que duele, hiere y mata.
  • Recortes de derechos de expresión pública y reivindicación de las personas y colectivos que más están sufriendo esta situación.

Estas son hoy las periferias del mundo obrero a las que “ahora más que nunca” nos sentimos enviados y enviadas. Y porque la realidad de nuestro mundo no nos resulta indiferente, en la HOAC queremos seguir dando pasos para convertirnos a Jesús y ser Iglesia, Acción Católica encarnada en el mundo obrero y del trabajo.

AsambleaHOAC
Foto de los casi mil asistentes de toda España a la XIII Asamblea General de la HOAC

Los hombres y mujeres de la HOAC nos hemos puesto de acuerdo para avanzar en vivir en comunión (común – unión) con los trabajadores y las trabajadoras más precarias y excluidas del mundo obrero y del trabajo. Conocemos y padecemos sus sufrimientos. La HOAC está unida a sus vidas y a sus luchas (también con las organizaciones obreras y sociales) para construir conjuntamente una nueva sociedad donde el trabajo sea digno y donde podamos vivir como una verdadera comunidad. Y lo haremos bajo las siguientes claves:

  • Acompañar la vida de las personas y colaborar con ellas a que se den las condiciones para que podamos vivir nuestra humanidad de manera plena.
  • Colaborar a un cambio de mentalidad. Hace falta otra comprensión vital de en qué consiste nuestra humanidad y cómo se construye.
  • Colaborar al cambio de las instituciones para que estén mucho más al servicio de las necesidades de las personas, en particular de las empobrecidas.
  • Ayudar a construir experiencias alternativas en la forma de ser y trabajar que expresen y construyan la nueva mentalidad que necesitamos.
SONY DSC
Militantes y simpatizantes de la HOAC de Ubrique al finalizar un acto reivindicativo en favor de la persona en la Plaza Mayor de Segovia.

A lo largo de la Asamblea,  nos han acompañado el presidente de la Conferencia Episcopal, D. Ricardo Blázquez; el obispo responsable de la Acción Católica Española, D. Carlos M. Escribano; así como el obispo responsable de la Pastoral Obrera, D. Antonio Algora. También hemos contado con la presencia de los obispos de Bilbao, D. Mario Iceta; y de Coria-Cáceres, D. Francisco Cerro.

Cuaresma: Abandonar la indiferencia egoísta en pos de una fraternidad universal

Posted on Updated on

“Orad…, pues la carne es débil” (Mc. 14, 38). Es Jesús el que advierte. Tendrás que nadar contracorriente, porque el ambiente no te ayudará a orar. Tendrás que ser tú quien busque momentos para ponerte en sintonía con la muerte y la resurrección de cada día, en la que sigue muriendo y resucitando el Señor. Tendrás que ser tú quien abra el oído para escuchar el rumor del paso del “Otro” en los pasos de tu gente. Tendrás que ser tú quien descubra brotes de vida solidaria y liberada en la atonía de la vida obrera, y resquicios de humanidad en la inhumanidad que genera el sistema. Tendrás que ser tú, como un nuevo “bautista”, el que identifique y señale a Jesús entre la gente que buscan la justicia en medio de la noche. Tendrás que ser tú el que afine la voz, para proclamar, con ternura, una Palabra de Vida, que no es tuya. Tendrás que ser tú el que apriete el paso, para acompañar a los débiles. Y, desde luego, tendrás que ser tú el que abra tu corazón, para que Jesús te lo llene del agua que brota hasta la vida plena, porque, “sin Él, nada podrás hacer”. Tendrás que aprender a vivir en equipo, en comunidad, con los otros en la familia, en el trabajo, en el barrio, porque una vida tan humana no se puede vivir a solas. Tendrás que ser tú el que se atreva a expresar le novedad de “la vida nueva” en tu pequeño mundo, haciendo tuyo sus dolores y sus gozos. Tendrás, una vez más, que atreverte a orar al aire de los pobres y del Espíritu.

Pablo nos hizo ver que la fe en el Cristo resucitado y el seguimiento del Jesús crucificado comporta necesariamente un “con-sufrir con Cristo” y un “con-resucitar con Cristo”. Esta experiencia, hoy, solo la podemos vivir acompañado de las víctimas. Ellas son la imagen del Crucificado, “sin figura, sin belleza, sin rostro atrayente.” Son pobres y, además, aplastados y torturados, “llevados a la muerte, sin justicia”. Extrañamente, los crucificados de hoy, son, para nosotros “luz” que ponen al descubierto la pecaminosidad de este mundo y la injusticia que deshumaniza; son portadores de los valores genuinamente evangélicos; y significan un enorme potencial de esperanza al dejar en evidencia el fracaso de la solución capitalista. Hay que acompañar a los crucificados de hoy desde un compromiso ineludible: bajarlos de la cruz, como la mejor manera de celebrar la Pascua del Resucitado.

¿Individualismo o bien común?

Posted on Updated on

“Si el mal principal de la humanidad es tener como ley de vida la lucha por la existencia, el tratamiento y el remedio divinos no podían ser otro que el implantar, como ley de vida, la colaboración por la existencia”

Guillermo Rovirosa

Vivimos inmersos en una cultura individualista. Cada cual se busca las habichuelas como puede. Es frecuente que cada uno intente solucionar sus propios problemas, sin prestar demasiada atención a los de los demás, en ámbitos como el del trabajo, la convivencia vecinal, la educación de nuestros jóvenes, o las dificultades económicas de personas golpeadas por el paro o las deudas.

Frente a este individualismo, que nos lleva a no movernos por las cosas que no nos afectan diariamente (¿cuántas veces hemos echado de menos la solidaridad de otros cuando estamos pidiendo algo que vemos justo para nosotros?), existe también otro modelo de cultura, que busca el bienestar de todos y todas. Así, también hay personas que se preocupan de denunciar situaciones injustas de las que ellas mismas no son víctimas directas, personas que dan de su tiempo, su dinero y su esfuerzo para ayudar a otras que lo están pasando muy mal, o incluso otras que se movilizan por crear leyes que pongan a las personas, en especial, las más débiles, por delante de los beneficios económicos particulares de unos pocos.

La HOAC de Ubrique está organizando una charla sobre este tema titulada “¿Individualismo o bien común?”. Tendrá lugar el próximo viernes 30 de enero a las 21 h en la iglesia del Jesús, y tendremos el privilegio de contar como ponente con Alfonso Alcaide Maestre. Alfonso es un mecánico tornero ya jubilado, licenciado en sociología, que fue presidente nacional de la HOAC, ha colaborado con el departamento de Pastoral Obrera de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, y que tiene pubicados libros como “El trabajo humano, principio de vida”. Consideramos que se trata de un ponente de altura para un tema de máximo interés, por lo que esperamos contar con tu presencia.

ddd05-portadablog3

Compromiso ético para desenterrar la justicia #EditorialNNOO

Posted on Updated on

Nuestra sociedad se parece cada vez más a una ciudad que tras un terrible bombardeo ha quedado reducida a un montón de escombros. Nuestro edificio social es un montón de escombros bajo el que está enterrada la justicia. Bajo los escombros están los derechos de muchas personas, el derecho a ser y vivir de las personas, de los pobres.

El bombardero que ha tirado las bombas que han causado este destrozo humano es el de la idolatría del dinero, la institucionalización social del afán de enriquecerse a toda costa.(…) La idolatría del dinero se expresa en políticas que generan desigualdades crecientes y no atienden las necesidades sociales y de los empobrecidos, porque dan prioridad a la acumulación de riqueza por unos pocos, en la falsa convicción de que ese comportamiento generará crecimiento económico que, antes o después, alcanzará a todos.

Las políticas y la corrupción que responden a la idolatría del dinero han impulsado en los comportamientos institucionales un individualismo atroz, que desplaza al bien común, la solidaridad y la comunión social. (…) En este contexto, como dice el papa Francisco, «la ética suele ser mirada con cierto desprecio burlón. Se considera contraproducente, demasiado humana, porque relativiza el dinero y el poder. Se la siente como una amenaza, pues condena la manipulación y la degradación de la persona. En definitiva, la ética lleva a un Dios que espera una respuesta comprometida que está fuera de las categorías del mercado» («La alegría del Evangelio», 57).

Pero, precisamente por eso, necesitamos un firme compromiso ético, recuperar la ética, para derribar de su pedestal al ídolo del dinero y devolver a la persona al lugar que le corresponde, para poner primero que nada a las personas, a los pobres, sus derechos y necesidades. “La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común” («La alegría del Evangelio», 205)

Lee aquí completo el #EditorialNNOO.