Trabajo

Reunión con los representantes de los trabajadores que negociaron el convenio

Posted on Updated on

El pasado miércoles 28 de septiembre, el equipo HOAC de Ubrique se entrevistó con cuatro representantes de CC.OO. que han formado parte de la mesa negociadora del convenio de la piel que será de aplicación a partir del año 2017.

SONY DSC

Estos representantes, que pertenecen al sector de industria de CC.OO., admitieron que, de principio, no conocían la casuística de los trabajadores de la piel aquí en Ubrique, y quedaron sorprendidos no sólo de las interminables jornadas que aquí se realizan, sino incluso de la aceptación de ellas por parte de muchos trabajadores. Asimismo, también les resultó llamativo el hecho de que los trabajadores compraran sus propias herramientas y ropa de trabajo, ya que esto es impesable en otro tipo de industrias: metalúrgica, de cristal, etc.

Los miembros de CC.OO. presentes en esta reunión mostraron su satisfacción por el convenio alcanzado, en especial por los siguientes puntos:

  • Establecimiento de las vacaciones en 22 días laborables por año, y no en 30 días naturales, como estaba establecido hasta ahora. Así, por ejemplo, un trabajador que descanse en Semana Santa, usará sólo tres días de vacaciones (lunes, martes y miércoles), frente a los nueve que venía usando hasta ahora.
  • Incrementos salariales del 1% en 2017, y del 1,2 % en 2018 y 2019, en la línea de lo acordado en la negociación colectiva a nivel estatal.
  • Podrán realizarse contratos de formación a personas mayores de 21 años en riesgo de exclusión social, como marca la normativa vigente a nivel estatal
  • Se creará una mesa de seguimiento del convenio que se reunirá periódicamente para vigilar el cumplimiento del mismo, procurando tender a la estabilidad laboral frente a la eventualidad (aumento de las ratios de fijos frente a eventuales)
  • Las ropas y herramientas de trabajo, serán aportadas por los empresarios, y no por los trabajadores, como venía sucediendo hasta ahora.

En cualquier caso, señalaron, es necesaria una mayor unión entre todos los trabajadores, para defender estos derechos alcanzados, así como para denunciar su incumplimiento en caso de que se produzca. De no ser así, los trabajadores estarán renunciando a sus derechos por miedo a perder su trabajo frente a otro trabajador que esté dispuesto a trabajar sin derechos.

SONY DSC

Posteriormente, los representantes sindicales acudieron a una Asamblea con trabajadores de la marroquinería, donde, tras explicar el convenio, se procedió a una votación, donde quedó aprobado por mayoría.

Puede consultarse más información en el blog de La Mañana de Radio Ubrique

Trabajo a cualquier precio

Posted on Updated on

(Artículo de Antonio Hernández Carrillo, publicado en el ¡TÚ! del mes de febrero)

En este asunto del trabajo hemos llegado a no extrañarnos de nada. Que si gano tres euros la hora, que si para trabajar por cuenta ajena me tengo que hacer autónomo, que si trabajo doce horas con un contrato de media jornada, que si no tengo ningún tipo de contrato, que si trabajo dos horas a la semana cuando me llame la empresa, que si el seguro no me cubre cuando no puedo ir por enfermedad al trabajo, que si… “pero, tengo trabajo” (como si no importatra para nada toda esa retahíla).

Es decir, que teniendo trabajo parece como si todo estuviera resuelto. Las circunstancias, las condiciones, las formas, la retribución, etc. “no tengo más remedio que aceptarlas”. ¿Qué suele pasar al trabajador o trabajadora que se atreve a protestar ante esas condiciones tan antiobreras? Dos cosas a cuál más horrorosa: que se le echa a la calle o que sigue trabajando en esa deshumanización viviendo amargado, aplastado, humillado… pero sin rechistar. Su actividad, desde luego, no es vida ni colaboración, ni realización personal.

¿Qué dice Jesucristo y su Evangelio de todo esto, a veces vivido tan inconscientemente y tan sin salida?

“Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” (Juan 10, 10), dice el Maestro siempre dispuesto a entregar su vida, y a que la vida prevalezca sobre todo (Marcos 3, 4) porque para él Dios no es un dios de muertos, sino de vivos (Marcos 12, 27). Jesús de Nazaret es la vida (Juan 1, 4), la luz de la vida y el pan de la vida.

Cuando el trabajo no es vida, sino todo lo contrario, ¿qué podemos decir y qué podemos hacer? Ésta es la pregunta que continuamente debemos provocar desde nuestra conciencia humana y cristiana.

Por desgracia, en las circunstancias actuales (no siempre, pero con demasiada frecuencia) se está viviendo y sufriendo a cualquier precio algo tan sagrado como es el trabajo.

Gritemos: ¡trabajo sí, pero no a cualquier precio!