Citas

Cultura de la igualdad y de la vida

Posted on Updated on

(Artículo de Francisco Porcar, publicado en ¡TÚ! Marzo 2015)

A principios del siglo XIX, Flora Tristán, obrera y feminista, denunciaba el uso esclavista que se hacía de las mujeres trabajadoras, tratándolas como parias y defendía en el programa político que proponía a obreras y obreros, “Unión Obrera”, el reconocimiento de la igualdad de derechos del hombre y la mujer “como único medio para constituir la unidad humana”. Consideraba la cultura de la igualdad esencial para el movimiento obrero.

En su época, esa igualdad no se reconocía ni siquiera teóricamente, mucho menos en la práctica. Hoy, gracias a la lucha de muchos años, hemos logrado algunas conquistas en ese terreno. Pero las desigualdades de género siguen pesando como una losa sobre nuestra humanidad.

En la historia de los trabajadores y las trabajadoras, hoy también, esa persistencia de injustas desigualdades está relacionada, entre otros, con un hecho, el choque entre la lógica que impone un modelo económico y social que quiere someterlo todo a la búsqueda de la máxima rentabilidad y lucro, y la lógica de la vida que ha intentado defender el movimiento obrero buscando conquistar espacios (tiempo) de vida y condiciones de seguridad (derechos) para la vida de las familias trabajadoras, para liberar a trabajadoras y trabajadores de la esclavitud economicista que les instrumentaliza y les dificulta una vida digna.

Ese choque entre rentabilidad y vida, por efecto entre otras cosas de la misma división sexual del trabajo que se ha impuesto, y de la atribución casi en exclusiva a las mujeres también de la tarea de cuidadoras en aspectos esenciales para la vida, las mujeres trabajadoras han ocupado, y ocupan, una posición de mayor vulnerabilidad que se expresa en más precariedad labora, peores condiciones laborales, salariales…, porque también esas tareas de cuidado de la vida son penalizadas por un sistema económico que las ve como una carga, un coste que reduce la rentabilidad.

Por eso, en la lucha por la igualdad es esencial la conquista de una cultura de la vida, del derecho a vivir con dignidad, que ponga en su lugar de simple instrumento la lógica del beneficio y la rentabilidad que hoy nos domina. Para construir “la unidad humana”, que decía Flora Tristán, esa cultura de la vida es esencial, hoy más que nunca.

Advertisements

Semana de la mujer, incansable trabajadora

Posted on Updated on

Esta semana culminará el domingo 08 de marzo con la celebración del Día Internacional de la Mujer. Para calentar motores, compartimos aquí algunas reflexiones del Papa Francisco en su exhortación apostólica “La Alegría del Evangelio“:

Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva (…) en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia, como en las estructuras sociales (E.G. 103)

En la Iglesia, las funciones no dan lugar a la superioridad de los unos sobre los otros. De hecho, una mujer, María, es más importante que todos los obispos. (…) Los pastores y teólogos podrían ayudar a reconocer mejor lo que esto implica con respecto al posible lugar de la mujer allí donde se toman las decisiones importante, en los diversos ámbitos de la Iglesia (E.G. 104)

18 Enero: Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado

Posted on Updated on

A la globalización del fenómeno migratorio hay que responder con la globalización de la caridad y de la cooperación, para que se humanicen las condiciones de los emigrantes. Al mismo tiempo, es necesario intensificar los esfuerzos para crear las condiciones adecuadas para garantizar una progresiva disminución de las razones que llevan a pueblos enteros a dejar su patria a causa de guerras y carestías, que a menudo se concatenan unas a otras.

A la solidaridad con los emigrantes y los refugiados es preciso añadir la voluntad y la creatividad necesarias para desarrollar mundialmente un orden económico-financiero más justo y equitativo, junto con un mayor compromiso por la paz, condición indispensable para un auténtico progreso.

Mensaje para la 101 Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado

Papa Francisco

¿Qué esperan los pobres?

Posted on

(Entrada tomada del artículo de Gregorio Burgos en el TÚ de diciembre de 2014)

Con tantas cosas que pasan en nuestra sociedad, muchos nos encontramos avergonzados e indignados. Tantísimas personas pasándolo mal en esta maldita crisis y unos cuantos haciendo todo el esfuerzo por ser mangantes.

Necesitamos alguien que nos anime, nos dé otros horizontes, marque caminos y nos haga cambiar a todos, y, sobre todo, que a los pobres les dé esperanza y fuerza.

El Papa Francisco, en su discurso al Encuentro de Movimientos Populares, alaba la reacción activa de los pobres: “Hay una realidad muchas veces silenciada. ¡Los pobres no sólo padecen la injusticia, sino que también luchan contra ella! (…) Practican esa solidaridad tan especial que existe entre los que sufren, entre los pobres, y que nuestra civilización parece haber olvidado, o al menos tiene muchas ganas de olvidar”

Pero solidaridad “también es luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, la tierra y la vivienda, la negación de los derechos sociales y laborales. Es enfrentar los destructores efectos del Imperio del dinero” (…)

Hay que poner a las personas con sus derechos y auténticas necesidades por encima de todo. Así dice el Papa, “cuando en el centro de un sistema económico está el dios dinero y no el hombre (…) cuando la persona es desplazada y viene el dios dinero, sucede esta trastocación de valores”

Y es que, como reza “La alegría del Evangelio”

La ética (y Dios) suele ser mirada con desprecio burlón. Se considera contraproducente, demasiado humana, porque relativiza el dinero y el poder. Se la siente como una amenaza, pues codena la manipulación y degradación de la persona. En definitiva, la ética lleva a un Dios que espera una respuesta comprometida que está fuera de las categorías del mercado. Para éstas, si son absolutizadas, Dios es incontrolable, inmanejable, incluso peligroso, por llamar al ser humano a su plena realización, y la independencia de cualquier tipo de esclavitud. (EG, 57)

Las familias necesitan empleo digno y salario justo

Posted on Updated on

El documento “Instrumentum laboris“, reflexión que ha guiado el sínodo de obispos sobre la familia, celebrado en el Vaticano a principios de este mes de octubre, rezaba así:

… Los ritmos de trabajo son intensos y en determinados casos extenuantes; los horarios son a menudo demasiado largos y a veces se extienden incluso al domingo: todo esto resulta un obstáculo a la posibilidad de estar juntos. A causa de una vida cada vez más convulsa, son raros los momentos de paz e intimidad familiar…

… En algunas áreas geográficas, se pone de relieve el precio que paga la familia por el crecimiento y
el desarrollo económico, a lo que se añade la repercusión mucho más vasta de los efectos producidos por la crisis económica y por la inestabilidad del mercado de trabajo. La creciente precariedad laboral, junto con el crecimiento del desempleo y la consiguiente necesidad de desplazamientos cada vez más largos para trabajar, tienen graves consecuencias sobre la vida familiar, producen –entre otras cosas– un debilitamiento de las relaciones, un progresivo aislamiento de las personas con el consiguiente aumento de la ansiedad…

Puedes consultar estas y otras noticias en el de este mes de Octubre.

La importancia del compromiso en los sacramentos

Posted on Updated on

El sacramento (…) exige compromiso. (…) Para los primeros cristianos de lengua latina, la palabra “sacramentum” significaba ya exactamente un compromiso (…) En la Iglesia primitiva, únicamente recibía el sacramento del bautismo (el rito) quien se comprometía al “sacramentum” del martirio. (…) Después, la palabra “sacramentum” comenzó a ser usada para el rito que expresaba esa actitud comprometida, como el rito del bautismo, del matrimonio, de la eucaristía. De esta forma, se percibe claramente que el sacramento significa la culminación de todo un proceso de conversión, de compromiso y de servicio a la causa renovadora y liberadora de Cristo. El rito, sin el compromiso que supone, encarna y expresa, es magia y mentira ante los hombres y ante Dios.

Leonardo Boff (Los Sacramentos de la Vida, 1977)

Diez cambios necesarios para una reforma fiscal justa

Posted on Updated on

Se ve con buenos ojos que un futbolista, por ganar un mundial, reciba, además del desproporcionado sueldo del contrato, 600 000 euros de prima, es decir, el jornal de 1000 euros mensuales durante 50 años de un trabajador.

Recaudar más no puede suponer aumentar el esfuerzo fiscal de las clases medias y los más pobres. Quien más tiene, ha de contribuir más.

http://www.cristianismeijusticia.net/sites/www.cristianismeijusticia.net/files/papes223_0.pdf