Month: June 2015

El camino para construir una Iglesia en las periferias del mundo obrero

Posted on

Durante el fin de semana del 20 y 21 de junio, se han reunido en Ávila poco más de un centenar de representantes de las distintas diócesis de la HOAC de toda España. En el orden del día estaba ultimar los detalles para la celebración de una Asamblea General (la decimotercera – #haciala13) que tendrá lugar en torno al 15 de agosto en Segovia, en la que los militantes de toda España nos daremos cita para revisar nuestro caminar desde la anterior Asamblea de 2009 en Madrid, y para decidir cuáles deben ser los pasos a realizar en los próximos seis años.

El objetivo fundamental es que la HOAC nos ayude a todos los militantes a llevar la Buena Noticia de Jesucristo a esos trabajadores explotados, que ven cómo sus derechos laborales son cada vez más pisoteados, que ven cerrar sus empresas, que son victimas de desahucios, que viven situaciones familiares difíciles, que no pueden permitirse que sus hijos estudien… En definitiva, a las periferias del mundo obrero, ya que, como nos recuerda el Papa Francisco, una de las causas del empobrecimiento, tal vez la más fundamental, son las malas condiciones de trabajo a las que se ve abocada la clase obrera de nuestra sociedad.

Para ello, durante los últimos meses, en todos los equipos se han trabajado cuatro materiales en los que se analiza la realidad actual de la sociedad y de la Iglesia, se revisa el trabajo realizado en los últimos seis años y se establecen propuestas de vida y acción para los próximos seis. Ahora bien, la HOAC es un movimiento asambleario, y eso supone que los militantes no se limitan a aceptar y acatar estos documentos que han trabajado, sino que pueden realizar aportaciones y solicitar modificaciones. De eso precisamente es de lo que hemos estado hablando durante el pasado fin de semana en Ávila.

Como las propuestas llegaban con un alto grado de acuerdo, lo más importante que se ha decidido este fin de semana han sido siete cuestiones sobre las que se dialogarán en la próxima Asamblea General de agosto en Segovia, a saber:

  1. Los actos que celebraremos cada año el 7 de octubre con motivo de la Jornada Mundial del Trabajo Decente.
  2. La constitución de Fondos de Solidaridad en cada diócesis que sirvan para apoyar a colectivos que lo necesiten, o bien que se conviertan en cajas de resistencia para colaborar con trabajadores que estén llevando a cabo movilizaciones justas, o puedan servir para apoyar iniciativas que fomenten la construcción de una sociedad más justa y democrática.
  3. Las campañas que con el lema “Trabajo digno para una sociedad decente”, empezaremos a desarrollar a partir de este año y durante el próximo bienio.
  4. ¿Cómo construir un proyecto familiar para vivir la fe en nuestras familias, asumiendo no sólo que muchos de los miembros de ellas no están en la HOAC, sino que incluso algunos de ellos son no cristianos?
  5. ¿En qué problemáticas (sectores) debemos comprometernos como militantes de la HOAC para contribuir a la construcción de un mundo más justo? ¿Cómo debe ser nuestro compromiso en ellas?
  6. ¿Cómo podemos avanzar en compartir nuestra vida, nuestros bienes y nuestra acción diaria con nuestros hermanos y compañeros no sólo de la HOAC, sino de nuestros barrios, nuestros trabajos o nuestros ambientes?
  7. ¿Qué acciones debemos realizar para iniciar nuevos grupos de HOAC allá donde se pueda?

Además de estos temas el PGR también ha dejado un momento para aprobar sus presupuestos para el próximo bienio, o para el relevo de algunas responsabilidades en la Comisión Permanente de Madrid. Toda una experiencia de compartir compromiso, y proyectos entre los militantes de la HOAC de toda España..

Advertisements

Corpus Christi: Compartir la misma comida en la misma mesa

Posted on Updated on

Nuestras eucaristías deben ser un signo de comer compartiendo la misma comida y en la misma mesa. (…) La solución al problema del hambre no está en comprar alimentos, como suponen los discípulos (Mc 6, 35 ss) y ciertas políticas sociales actuales, ya que, en tal caso, habrá solución solamente si hay dinero, olución siempre supeditada a una economía que, por lo que sabemos, siempre está en creisi cuando se trata de ayudar a los pobres: “¿de dónde vamos a sacar doscientos denarios para darles de comer?“. Jesús no acepta semejante solución, y nos dice “dadles vosotros de comer“, es decir, nos insta a compartir la mesa cone ellos y compartir cada uno lo que tenoemos, haciendo una gran mesa para todos. (…)

Hay una diferenia abismal entre dar comida a alguien, para que se la compa como pueda y donde pueda, o sentar a alguien en la propia mesa a compartir un trozo de vida (…) A este radicalismo humano somos convocados cada domingo los comensales de la eucaristía.