Month: October 2014

Las familias necesitan empleo digno y salario justo

Posted on Updated on

El documento “Instrumentum laboris“, reflexión que ha guiado el sínodo de obispos sobre la familia, celebrado en el Vaticano a principios de este mes de octubre, rezaba así:

… Los ritmos de trabajo son intensos y en determinados casos extenuantes; los horarios son a menudo demasiado largos y a veces se extienden incluso al domingo: todo esto resulta un obstáculo a la posibilidad de estar juntos. A causa de una vida cada vez más convulsa, son raros los momentos de paz e intimidad familiar…

… En algunas áreas geográficas, se pone de relieve el precio que paga la familia por el crecimiento y
el desarrollo económico, a lo que se añade la repercusión mucho más vasta de los efectos producidos por la crisis económica y por la inestabilidad del mercado de trabajo. La creciente precariedad laboral, junto con el crecimiento del desempleo y la consiguiente necesidad de desplazamientos cada vez más largos para trabajar, tienen graves consecuencias sobre la vida familiar, producen –entre otras cosas– un debilitamiento de las relaciones, un progresivo aislamiento de las personas con el consiguiente aumento de la ansiedad…

Puedes consultar estas y otras noticias en el de este mes de Octubre.

Advertisements

7 de octubre: Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Posted on Updated on

Con motivo de la celebración de Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el día 7 de octubre, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), y la Juventud Obrera Cristiana (JOC), han publicado un comunicado con el título: El mundo del trabajo necesita la alegría del Evangelio, en una clara alusión a la exhortación apostólica Evangelii Gaudium.

El trabajo no tiene sólo un fin económico y de beneficios, sino ante todo un fin que atañe al hombre y a su dignidad. ¡Y si no hay trabajo esa dignidad está herida!. (A los dirigentes y obreros de las fábricas de acero de Terni, 20 de marzo de 2014). El problema es no llevar el pan a la casa, esto quita la dignidad. El problema más grave es la dignidad por esto tenemos que trabajar y defender la dignidad que nos da el trabajo”. (Encuentro con trabajadores y estudiantes del sector de la industria. Molise, 5 de julio 2014).

En nuestro país somos muchas las personas y organizaciones que nos preguntamos ¿qué está pasando con el ser humano, con el trabajo y con la sociedad que se está configurando?. Organizaciones sociales como sindicatos, asociaciones de todo tipo, asambleas de parados… organizaciones eclesiales como parroquias, comunidades, Cáritas, Justicia y Paz, y movimientos apostólicos…  estamos trabajando por construir un nuevo mundo donde el trabajo decente sea una prioridad que nos permita vivir con dignidad, construir nuestra humanidad y crear lazos sociales  tan necesarios para construir la fraternidad universal.

Como iglesia no podemos permanecer callados y pasivos cuando las condiciones sociales dificultan que el ser humano pueda vivir con arreglo a su dignidad de hijo de Dios. Como hombres y mujeres creyentes, creemos que la buena noticia del Evangelio pasa por ser buena noticia para el mundo del trabajo. La alegría del Evangelio debe ser también alegría del Evangelio para el mundo del trabajo, para los trabajadores y trabajadoras.