Obras son amores y no buenas razones

Posted on Updated on

A la persona creyente no se la reconoce por lo que dice (“¡Señor, Señor!”), sino por lo que hace (“cumplir la voluntad de Dios”): dar de comer al hambriento (Mt 25, 31ss)… desviarse de su camino para atender al malherido (Lc 10,25ss).

Cansados de hablar hasta “desgarrarnos los labios” … el cansancio nos tienta, cuando nada hemos hecho, sino hablar. Perderemos la voz, profetas mudos gesticulando al vacío… todo será posible. Sí, podremos cansarnos de hablar hasta “desgarrarnos los labios” … pero de comprometernos con los últimos y amar… ¿cuándo?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s