Mundo Obrero

La explotación del textil y el precariado

Posted on Updated on

Desde el equipo de HOAC de Ubrique queremos recomendar dos documentos audiovisuales.

Por un lado, el programa Salvados de Jordi Évole del pasado domingo 21 de febrero, estuvo dedicado al fenómeno de la moda low-cost, destapando algo que nos podíamos imaginar: para que en una parte del mundo podamos consumir ropa muy barata, es necesario que se vulneren las condiciones de trabajo en otra parte del mundo. Ello, además, le supone a grandes empresas obtener beneficios millonarios.  Con todo, lo más llamativo para el trabajador ubriqueño que vea este programa, podría ser comprobar que las condiciones de trabajo que aparecen en este documental, pueden recordar bastante a las que vivimos en nuestro pueblo.

Puedes ver otros fragmentos del programa en este enlace: http://www.lasexta.com/temas/noticias/salvados-fashion-victims-1.html.

Por otro lado, el pasado domingo 28 de febrero, el programa “A vivir que son dos días” de la Cadena Ser, dedicó su segunda hora a hablar sobre los rostros de la precariedad. Tras el testimonio de personas que no figurarán en los datos del paro, pero cuyas condiciones laborales les han llevado a situaciones cercanas a la exclusión, varios expertos analizan las claves de esa nueva clase social que se ha dado en llamar “el precariado“. Puedes escucharlo pinchando en el siguiente enlace:

 

Advertisements

La HOAC de Ubrique reivindica unas condiciones de trabajo dignas para una sociedad decente.

Posted on Updated on

En la Jornada Mundial del Trabajo Decente, el grupo de HOAC Ubrique organizó un acto consistente en una eucaristía y una concentración posterior en la Plaza del Ayuntamiento.

Militantes de HOAC Ubrique celebrando la eucaristía por un Trabajo Decente
Militantes de HOAC Ubrique celebrando la eucaristía por un Trabajo Decente

En la eucaristía, se recordaron fragmentos de la Doctrina Social de la Iglesia que nos ayudan a posicionarnos en favor de las personas que, fruto de sus condiciones de trabajo, no pueden alcanzar unos niveles de vida dignos. Los tuvimos presente en nuestras oraciones, y nos comprometimos a estar a su lado y a luchar porque cambien estas condiciones, aunque eso suponga enfrentarse a un sistema económico y cultural que tiene en su centro un ídolo llamado dinero al que sacrificar la dignidad humana de las personas y la función humanizadora de las familias (Papa Francisco).

Concentración con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Posteriormente, en la Plaza del Ayuntamiento, y acompañados por el sacerdote D. Jorge Pérez, y por la alcaldesa D. Isabel Gómez, así como concejales de su equipo de gobierno, se dio lectura al manifiesto “Trabajo Digno para una Sociedad Decente”, suscrito por HOAC, CC.OO. y USTEA.

A continuación, se realizó un pequeño acto simbólico para exponer nuestra reivindicación de que el trabajo decente pase a formar parte de las principales agendas de nuestros políticos y representantes, para así conseguir unas condiciones que nos permitan avanzar hacia un mundo más justo y fraterno.

Reivindicaciones con motivo de la Jornada Mundial del Trabajo Decente
Reivindicaciones con motivo de la Jornada Mundial del Trabajo Decente

Desde el grupo de HOAC Ubrique, queremos agradecer a todos aquellos que participaron en este acto, y a los que lo apoyaron de una u otra forma.

Eucaristía Día de la Mujer Trabajadora

Posted on Updated on

Imagen

El sábado 08 de marzo se celebraba el día de la mujer trabajadora. Con este motivo, la Hermandad Obrera de Acción Católica de Ubrique, celebró una eucaristía en la capilla del Convento de la Virgen de los Remedios.

La ceremonia estuvo oficiada por el vicario parroquial, D. Pedro, y en ella, el grupo de HOAC presentó una monición de entrada, unas peticiones, y un manifiesto, basado en el manifiesto elaborado por la HOAC y la JOC a nivel general, así como en el editorial del periódico TÚ, editado por la HOAC.

Trabajo decente para una sociedad decente (Francisco Porcar)

Posted on Updated on

Imagen

Cada 7 de octubre, el movimiento sindical lleva a cabo una jornada mundial de reivindicación del trabajo decente. Es una jornada que expresa la tarea cotidiana de lograr condiciones decentes de trabajo. Trabajo decente que la Organización Internacional del Trabajo viene planteando desde 1999 como objetivo social fundamental, por el que hay que luchar con todo el empeño y que es imprescindible para caminar hacia una sociedad más justa y decente. En el año 2000, el Papa Juan Pablo II expresaba así el apoyo de la Iglesia a este objetivo: “Todos debemos colaborar para que el sistema económico en el que vivimos no altere el orden fundamental de la prioridad del trabajo sobre el capital, del bien común sobre el privado (…) Es muy necesario constituir en el mundo una coalición en favor del trabajo digno”.

La reivindicación y la lucha por el trabajo decente, en condiciones ajustadas a la dignidad de la persona trabajadora, es importantísima hoy y de cara a futro, porque cada vez es más real lo que decía el escritor Eduardo Galeano hace unos años: “El derecho laboral se está reduciendo al derecho a trabajar por lo que quieran pagarte y en las condiciones que quieran imponerte (…) No hay en el mundo mercancía más barata que la mano de obra. Mientras caen los salarios y aumentan los horarios, el mercado laboral vomita gente. Tómelo o déjelo, que la cola es larga”

Imagen

Esta realidad produce una sociedad indecente en la que se humilla a las personas en el trabajo (o en la búsqueda de trabajo): se las rebaja, se las degrada a la categoría de instrumentos, se las empobrece. Por eso es tan importante luchar por el trabajo decente para lograr una sociedad decente, una sociedad en la que las instituciones (y la forma en que se organiza el trabajo es una institución social fundamental) no humillen a las personas. Luchar por un trabajo que, como dice Benedicto XVI, “sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer”. Lo exige la justicia debida a las personas.