Las leyes que imponen marginación no son voluntad de Dios

Posted on Updated on

A veces escuchamos a contertulios repetir: “…las deudas se pagan”.

¿Quién puede rezar el Padrenuestro y exigir el pago a quien no puede? Me viene a la memoria el texto de Mt sobre el siervo sin entrañas (Mt 18, 21-35). ¡Qué pena de esta Europa cristiana que ha construido un muro impenetrable alrededor de los negocios para que la fe no pueda entrar en ellos! ¡Una cosa es la fe y otra los negocios!, dicen estos europeos.

Pero para nosotros la fe es la manera de ver las cosas de este mundo como las ve Dios. ¡Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres!

Para la mentalidad judía. los leprosos eran impuros por su enfermedad. Ante esta marginación, Jesús no puede soportar visión de la miseria humana, se conmueve y al tocar al leproso, niega con su gesto que Dios excluya de su favor a nadie, y hace presente la acción divina que saca de su opresión a los marginados. La ley que no tiene piedad de la miseria del hombre es pura ideología y ha de ser erradicada.

La injusticia social motivada por el capitalismo no ha sido «dispuesta» por la amorosa Providencia de Dios, El que se resigna ante la injusticia… peca contra la virtud cardinal de la fortaleza. Jesús jamás fue manso ni resignado ante la injusticia social

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s